El PLD enfrenta una delicada situación electoral para el 2020

El resultado de las primarias del seis de de este mes que dejó virtualmente dividido por la mitad al Partido de la Liberación Dominicana (PLD) dibuja un panorama crítico para esa organización de cara a las elecciones del 2020, si finalmente Leonel Fernández sale de ese partido y puede postularse como candidato por otras organizaciones políticas.

La actitud de los miembros del Comité Político que siguen las directrices del presidente Danilo Medina, y las declaraciones de los seguidores del expresidente no dejan lugar a dudas que el desenlace será una división de la organización. A menos de siete meses de las elecciones presidenciales del 17 de mayo del 2020, el partido oficial podría sufrir la primera gran división luego de cuatro periodos consecutivos en el poder bajo el liderazgo de Fernández y Medina.

El resultado de las primarias es que Gonzalo Castillo, con el apoyo de la mayoría de la cúpula peledeísta, ganó las primarias por una diferencia 26 mil 600 votos, pero Fernández alega que él ganó y que hubo un fraude electrónico para despojarlo de la candidatura. Obtuvo casi 900 mil votos según el resultado final de la Junta Central Electoral (JCE).

La fortaleza de Fernández al obtener esa votación es que enfrentó todo el aparato del Estado y la dirigencia de su partido, que apoyó el proyecto de Castillo, y que incluyó un acto de apoyo público del jefe del Estado para llamar a votar por el exministro de Obras Públicas de los gobiernos de Medina.

Electores se mudan de partido

El comportamiento electoral de los partidos políticos dominicanos indica que el hecho de que haya obtenido una votación alta en unas elecciones, en las siguientes puede sufrir una debacle. Una revisión de ocho elecciones presidenciales desde el 1990 al 2016, dan una idea de que la votación a un partido político en unas elecciones no necesariamente será el mismo comportamiento que tendrá para la próxima cita.

En el 1990, el PLD con Juan Bosch como candidato presidencial obtuvo 653 mil 595 votos equivalente al 33.79% de los sufragios, en el 1994 esa organización con Bosch y Fernández como compañero de boleta logró solo el 13% de la votación en el nivel presidencial. En el 1990 el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) obtuvo el 23.33% de los votos con José Francisco Peña Gómez como candidato pero en el 1994 obtuvo el 41.3%.

En el 1990 el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) obtuvo el 35% de los votos; en 1994 el 43.3%, pero en el 1996 con Jacinto Peynado como candidato presidencial apenas logró el 15% y fue la primera vez que ese partido no llevó a su líder, Joaquín Balaguer como candidato presidencial.

En el 2000 el PRD con Hipólito Mejía como candidato presidencial ganó las elecciones con el 49% de los votos; el PLD y el PRSC lograron cada uno 24%; sin embargo, en el 2004 ese partido en el poder y con Mejía como candidato presidencial alcanzó solo el 34% de los votos. Esas elecciones las ganó el PLD con el 58% de los votos a pesar de que en el 2000 solo alcanzó 24%.

En el 2008 el PRD pasó del 34% que sacó en el 2004 a 42% con Miguel Vargas como candidato. En el 2012 obtuvo 47% con Hipólito Mejía y en el 2016 alcanzó solo el 6% de los votos. El partido blanco sufrió una gran división en ese periodo que dio lugar al nacimiento del Partido Revolucionario Moderno (PRM) que en esas elecciones tuvo una votación de 35% con Luis Abinader como candidato presidencial.

Las tres figuras más populares quedan fuera de la boleta del PLD
El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) iría a las elecciones del 2020 formalmente dividido, y además están fuera de su boleta las figuras más populares que ha tenido esa organización en sus años de gloria electoral: Leonel Fernández, Danilo Medina y Margarita Cedeño.

Para el 2020 es evidente que el sector del presidente Medina se queda con la marca y lleva como candidato presidencial a Gonzalo Castillo, un miembro del Comité Político que no tiene mayor trayectoria a lo interno de la organización, y que los cargos internos que ha ganado son por la cuota del presidente Medina.

En el 2004 el PLD unificado logró ganar las elecciones desde la oposición y el gobierno en crisis del PRD e Hipólito Mejía. Leonel Fernández fue el candidato presidencial y Danilo Medina el jefe de campaña. En el 2007 tuvieron la gran diferencia por la candidatura, pero Medina se mantuvo en el PLD aunque en bajo perfil durante la campaña del 2008.

En el 2012, Margarita Cedeño se había convertido en la popular primera dama de ocho años de gobierno de su esposo y en las encuestas aparecía como favorita para ganar las internas del PLD.
A pesar de que fue inscrita como precandidato renunció a participar en las primarias del 2011 alegando la necesidad de mantener unificada la organización. Danilo Medina fue electo candidato y la dama su compañera de boleta.

Cedeño de Fernández se ha convertido en la figura política con más favorabilidad ante el electorado según todas las encuestas que se publican.

En el 2012 el PLD formó lo que denominó tres frentes electorales con lo que lograron rebasar la ventaja de más de 20% que tenía Mejía sobre Medina a principio del año electoral.

Ahora, el PLD se ha dividido y Medina al tener impedimento constitucional para presentarse de nuevo como candidato impulsó a Castillo que ganó las primarias a Fernández por un estrecho margen y eso decretó la división del PLD que pone de un lado a Fernández y su esposa y del otro a Medina que luce se quedará con las siglas.

El presidente Medina tiene una buena valoración ante el electorado a pesar de que lleva 7 años de gobierno y en las encuestas el nivel de aceptación de su gestión supera el 50%.

¿Y los aliados?

Un factor a tomar en cuenta son los aliados que le quedan al PLD. En el 2016 la candidatura de Medina logró el apoyo de 14 partidos políticos, de esos solo ocho mantienen la alianza. Se trata del Partido de Acción Liberal (PAL), Revolucionario Independiente (PRI), Partido Cívico Renovador (PCR), Movimiento Democrático Alternativo (Moda), Partido Demócrata Popular (PDP), Unión Demócrata Cristiana (UDC) y el Socialista Verde (Pasove) y el Partido Revolucionario dominicano (PRD). De los partidos que fueron antiguos aliados al PLD apoyan a Fernández el Bloque Institucional Socialdemócrata (BIS), la Fuerza Nacional Progresista (FNP), Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC), Partido de los Trabajadores Dominicanos (PTD) y el Partido de Unidad Nacional (PUN). De los aliados del PLD los más antiguos y de mayor tradición de apoyo a esa organización apoyan a Fernández.

Por ejemplo, la FNP, de la familia Castillo (Los Vinchos), inició la alianza con el PLD desde el 1990, y de hecho Marino Vinicio Castillo (Vincho) fue candidato a senador por la capital en la boleta del PLD. En el caso del BIS es uno de los aliados tradicionales del PLD y en las elecciones del 2000 cuando el PLD obtuvo un 24% de votos los sufragios que aportó esa organización lo salvaron de quedar en el tercer lugar detrás del PRSC.

La FNP y el PLD rompieron su alianza en el 2015, cuando se sometió un proyecto de reforma a la Constitución para la reelección de Medina que los Castillo criticaron con dureza y el sector del presidente Medina le respondió igual.

Aunque en el predominio de Medina en el PLD se han perdido viejos aliados como el BIS y la FPN, también han obtenido nuevos acuerdos como el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y Miguel Vargas. El PRD es el más importante aliado del PLD en este momento y en las pasadas elecciones logró casi un 6% de votos y por el accionar de Miguel Vargas parece seguirá la alianza.

Leonel: figura más simbólica del PLD

La salida de Fernández del PLD representa un golpe para la organización que el tiempo se encargará de mostrar la dimensión y alcance. El expresidente fue quien llevó la organización por primera vez al poder en el 1996. Volvió a la oposición en el 2000 con Danilo Medina de candidato y de nuevo fue su candidato presidencial en el 2004 y lgró una importante victoria. La figura de Fernández, junto con la del presidente Medina, han sido claves en los éxitos del PLD. Además, Leonel ha sido el único presidente que ha tenido el PLD desde que Bosch salió del escenario político. Ocupó el cargo desde el 2001 cuando fue elegido en el Congreso elector de ese año, en el que también fue escogido Reinaldo Pared Pérez, secretario general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *